Síntesis de Inversiones en Latinoamérica desde el 2015 hasta la actualidad

En cuestiones de economía, Latinoamérica ha tenido sus altibajos en estos últimos años. Tomemos en cuenta que los flujos inversores cayeron 7,9 % en el 2016 con respecto al 2015. Esto representa una bajada del 17 % desde el pico máximo del 2011. Bajos precios de las materias primas; el lento crecimiento económico en algunos de los países más importantes del área, como Brasil y México; y por el escenario global de “sofisticación tecnológica y de expansión de la economía digital” -que tiende a concentrar las inversiones en las economías más desarrolladas-, son algunas de las razones por la cuales Latinoamérica no ha tenido buenos números. Y por si eso no fuese suficiente, las previsiones para el ejercicio en curso no son mucho mejores: la CEPAL (brazo de Naciones Unidas para el desarrollo económico en la región), pronostica que la inversión extranjera directa caiga un 5 % para el cierre del 2017.

La buena noticia es, a pesar de que América Latina y el Caribe recibieron la décima parte de la inversión extranjera directa mundial en el 2016, su peso económico sigue siendo alto a nivel global. En Brasil, los flujos inversores repuntaron un 6 % en el 2016 y le permitieron mantener la corona en este ámbito. En cambio, Argentina fue el país en el que más cayeron los flujos inversores en el 2016: un 64 % frente al 2015. México sigue siendo el país que más capital extranjero recibe en el sector manufacturero. En Colombia las inversiones subieron casi 16 % mientras que, en Chile descendieron un 40 %.

El otro punto positivo es que el grueso de las nuevas inversiones se concentró en energías renovables, telecomunicaciones e industria automotriz, y el primer caso representa casi la quinta parte del monto anunciado en el 2016 y el triple que en el periodo 2005-2010. El aceleró inversor queda especialmente patente en Chile y México.

En general, esto permite visualizar que, de cierto modo, vamos por buen camino pero aún falta mucho camino por recorrer.

You May Also Like

Deja un comentario