¿Quién puede ser exitoso?

Por: María Isabel Portilla.

Muchas personas – en su mayoría jóvenes adultos que se encuentran en la universidad o iniciando la competitiva vida laboral –  tienden a mantener el pensamiento ¡Quiero ser exitoso! Pero por más que suene esperanzador, es verídico que no todos logran alcanzarlo.

Actualmente el éxito parece ser un status reservado para  genios y jóvenes. Poseer un cerebro extraordinario se ha convertido en una bendición para alcanzar las metas más ambiciosas, al igual que la juventud ¿Cómo podría una persona de cincuenta disfrutar las maravillas de un negocio bien estructurado? Incluso cumplir treinta se ha convertido en una condena. Lo cierto es que cualquier persona a cualquier edad puede ser exitosa. Sería tonto negar que alcanzar una meta ostentosa a corta edad es algo maravilloso, pero no es lo importante.

A menudo solemos pasar por alto  puntos muy importantes ¿En qué deseamos tener éxito? ¿Qué para nosotros es un éxito? ¿Qué es necesario para tener éxito?  ¿Cuánto tiempo necesito para llevar a cabo mi planificación? Como individuos que somos, es natural que cada quien tenga diferencias temporales para ser exitoso, sin olvidar la intensidad de la meta que se quiera lograr ¿Cómo es eso? Pues es evidente que planificar un negocio de comida tendrá más probabilidades de surgir con más velocidad que una fábrica de prótesis robóticas, no por la complejidad en sí – que obviamente tiene algo que ver – sino también por diversos factores que dificultan un rápido desarrollo.

¿Entonces para tener éxito hay que planificar negocios sencillos? No, eso sólo depende de lo que se quiera lograr, de nada sirve concretar una meta sino se está satisfecho con ella ¿dónde quedaría la sensación de triunfo? Lo más importante es dirigir las actividades diarias a lo que deseemos, trabajar continuamente en lo que se quiere y mejorar personalmente.

Planificación y trabajo son los pilares para el éxito. Cualquiera puede alcanzar sus sueños, solo falta que se tome la decisión.

You May Also Like

Deja un comentario