¿Pasar de tiendas físicas a tiendas online?

En  una época donde las funciones que cumplían antes treinta productos electrónicos diferentes, ahora son satisfechas por un solo teléfono. Donde conocimientos enciclopédicos que antes tomaba horas encontrar y analizar están ahora a disposición después de una búsqueda de un minuto en internet…

En una época como está, la tecnología – para bien o para mal – se encuentra en todas partes avanzando de forma exponencial. La compra y venta de productos no se quedan atrás en la carrera, todo lo contrario. Cada día miles de tiendas abren sus puertas hipotéticas en línea, listas para satisfacer las necesidades de clientes acostumbrados a encontrar y obtener lo que necesitan de forma inmediata y fácil, todo con el presionar de un botón.

¿Pero qué significa esto para las tiendas físicas?

Muchos dueños preocupados de locales y empresas físicos que llevan generaciones en el negocio hayan extraño el funcionamiento de estas tiendas en línea, y de hecho, hasta un poco injusto, dado que los que las manejan pueden trabajar desde las comodidad y seguridad de sus casas sin necesidad de pagar un local o la nomina de los empleados, obteniendo una presencia nacional e internacional con los mínimos gastos en publicidad.

¿Acaso el avanza de las tiendas virtuales augura segura perdición para los dueños de locales físicos?

No necesaria mente. El destino de las tiendas físicas solo está en las manos de sus dueños y su capacidad para adaptarse a la tecnología. Cambiar es vivir, si algo no cambia es porque está muerto, por lo tanto los dueños de tiendas físicas deben tener como meta sumergirse en el mundo digital y hacer que sus negocios sean accesibles desde la red, donde antiguos y nuevos clientes podrán saber todo sobre el producto o servicio a la venta y como adquirirlo con extrema facilidad.

Por supuesto esto no quiere decir que el comerciante deba cerrar su local para siempre y dirigirse corriendo a una computado listo para crear su página en línea sin más. Aun falta mucho tiempo para que llegue el punto en que las tiendas físicas sean cosa del pasado, si es que ese punto siquiera llega.

Todo debe empezar de poco a poco. Analizando de forma calmada y clara que tipo de sitio web se adecua mas a tu negocio, definir las estrategias futuras del negocio, conocer si tu empresa está preparada para dar el salto o si tomarse algo más de tiempo sería lo más prudente. No bastara con abrir una página web y redes sociales para la empresa si no son bien gestionados.

Una vez las metas sean concisas y el camino claro, no se debe temer el adentrarse en las ventas online. Estas representan un gran avance para tu negocio, y casi por seguro, un aumento en las ventas y rentabilidad del negocio.

You May Also Like

Deja un comentario