Motivando al talento humano en la organización

Por: Arelys Rodríguez. – Contribution Writer. Cuando un gerente reconoce que su talento humano es productivo, eficiente, eficaz, responsable, con iniciativa, que participa, cumple con los objetivos y metas trazados significa que junto a él labora gente comprometida y por lo tanto, la organización está en la obligación de responder de la misma forma, puntualmente, a fin de mantener la relación ganar-ganar-, que es lo ideal dentro de un vínculo laboral.

imagen1 (1)

Así la empresa garantiza que ese valioso talento que lo está haciendo bien permanezca en la organización, evitando la fuga de talento.

Para mostrar el reconocimiento al empleado que lo hace bien, existen una serie de herramientas muy fáciles de implementar y que dan excelentes resultados, si se sostienen en el tiempo.

Fomentar un ambiente de trabajo agradable, donde el clima organizacional favorezca a todos los niveles, genera mejoras en el nivel de productividad. En este mismo orden de ideas, un programa de compensación salarial justo, que se cumpla según lo estipulado con el trabajador, que sea revisado y mejorado periódicamente garantizará casi en un 100% la fidelidad de sus colaboradores.

Otra herramienta práctica y fácil de aplicar es escuchar a su gente y de ahí, accionar; en muchos casos a través de sus conversaciones, los empleados manifiestan inquietudes o descontentos que el buen gerente debe interpretar como una luz amarilla de alerta y no como simples reclamos o quejas. Dando la lectura adecuada, el líder podrá evitar crisis, fuga de talentos y el engorroso nuevo reclutamiento y entrenamiento.

imagen2 (1)

La empatía es de vital importancia. Como gerente, póngase en los zapatos de sus colaboradores, eso le ayudará a entender mucho mejor las causas para que estén desmotivados o descontentos. Y sea honesto, muy honesto. No ofrezca lo que no va a cumplir. Tenga presente que si sus colaboradores están haciendo su trabajo a cambio de una compensación que como gerente les ofreció, eso es lo que  ellos esperan…ni más ni menos.

Si no toma en serio las bajas bruscas de rendimiento, la desmotivación, la falta de participación de su talento humano, tal vez se lleve una sorpresa con una inesperada estampida de empleados.


Ilustrado por: Alexander Millano

You May Also Like

Deja un comentario