La empresa privada se multiplica en programas espaciales

Una constelación de emprendedores multimillonarios, firmas emergentes y algunas iniciativas públicas impulsan un sector cuyo volumen de negocio se multiplicará por diez en los próximos 30 años.

Si recordamos, el papel protagónico que una vez tuvieron Rusia y EE.UU, el mismo ha quedado en el pasado puesto que China ahora entra entra en esta función. Actualmente, el sector se despega de su histórica dependencia de los presupuestos gubernamentales. Ahora, irrumpen las ‘startups’ y los astro-emprendedores multimillonarios como Jeff Bezos, Richard Branson o Elon Musk, quienes persiguen alcanzar las estrellas embarcados en sus propias empresas. El “nuevo espacio” reemplaza al “viejo espacio” y los números brillan como supernovas en el teatro del Cosmos.

De hecho, un minucioso trabajo de Bank of America Merril Lynch traza la carta de navegación de esos mares de estrellas. Se estima que el mercado espacial crezca con fuerza. Se prevé que pasará de 339.000 millones de dólares -287.000 millones de euros- en 2016 a 2,7 billones durante 2045 -2,3 billones de euros-, lo que anuncia un cambio de paradigma. Se difuminan los centros del poder –tomando en cuenta que más de 80 países tienen satélites en órbita- y también la dependencia de los fondos públicos. Cabe mencionar que el 75 % de toda la actividad proviene del sector privado.

Desde 2000, las ‘startups’ relacionadas con el espacio han captado 16.000 millones de dólares. Solo el año pasado absorbieron 2.800 millones. Nunca se habían visto esas cifras y cala la sensación de vivir un tiempo histórico. Robert M. Lightfoot, administrador interino de la Nasa, expresó que: “Hay más actividad ahora mismo en el espacio que en toda mi carrera”.

You May Also Like

Deja un comentario