Inteligencia Emocional en los Negocios

La inteligencia emocional se podría decir que el estado de conciencia que posee una persona acerca de sus emociones y las emociones de los demás. El concepto fue desarrollado en la década de los ochenta por dos psicólogos de la Universidad de Yale Peter Salovey y John D. Mayer. En su trabajo, expresan que una persona no solo tiene habilidades intelectuales, sino también que habilidades emocionales que afectan su desempeño en cualquier actividad diaria. En el año 1995 Daniel Goleman colega de Salovey y Meyer publica el primer libro acerca del tema.

Se dice que una persona con una inteligencia emocional alta, es capaz de alcanzar las metas que se proponen, sin importar si la persona es un estudiante o sea un profesional. El aplicado en una persona se basa en dos principios, autoconciencia y empatía. La autoconciencia es tener conocimiento acerca de los pensamientos y emociones, para luego controlarlos. En una situación o trabajo complicado, si una persona recuerda las razones y los objetivos que se plantea, puede reducir su nivel de estrés y realizar la labor que se presenta. La empatía, ayudaría a la persona a mejorar las comunicaciones con los demás porque inmediatamente, una persona identifica los sentimientos de los demás y habla acorde con estos.

Para los negocios hay cuatro preceptos. El primero es que un individuo debe recordar que la empresa posee valores, misión y visión, para mejorar su desempeño debe recordar estos aspectos y realizar el trabajo en función de estos.

El segundo consiste en interesarse por los sentimientos de los miembros del equipo. La razón de esto se debe a que se puede mejorar el ambiente de trabajo. El tercer principio es “pensar antes de hablar”, un empleado con una inteligencia emocional alta es capaz de expresar sus opiniones a sus superiores o iguales sin ofenderlos y con mucha claridad. El ultimo precepto es “la motivación para ti mismo y los demás”. El motivo reside en que el trabajador y los compañeros mejoraran su desempeño si se destaca en algún momento una buena acción propia o de alguna otra persona.

 

 

You May Also Like

Deja un comentario