Imaginería: Una estrategia para ser más creativos

Por: Sergio Noguera. – Contribution Writers. ¿Podemos aprender a ser más creativos en nuestra vida cotidiana? ¿Qué nos han enseñado los creativos más exitosos?

imagen2 (6)

Asociar la palabra “creatividad” a la vida cotidiana nos lleva a pensar en esas pequeñas rutinas de manejo de ideas que nos ayudan a salir con éxito de alguna situación apremiante. Pero, la historia humana está llena de personajes brillantes que han sido exitosos “estrategas creativos”, y de ellos debemos aprender.

Aclararemos primero dos términos: creatividad y estrategia creativa. Se dice que la creatividad es un proceso mental de pensamientos secuenciales que nos capacita e inspira para generar variadas maneras para resolver con éxito nuestras necesidades humanas. Así, la estrategia creativa resulta de la conformación más óptima de los mejores pensamientos para que funcione esa inspiración creativa. Esto indica que, podemos aprender un proceso creativo y utilizarlo para obtener buenos resultados, si nos habituamos a él y mejoramos su uso en nuestra vida cotidiana.

Pero, ¿tenemos que comenzar y diseñar nuestra propia estrategia creativa desde cero? Definitivamente no. En los últimos años se ha estudiado la estrategia creativa de personajes creativos de gran valía, como por ejemplo: Albert Einstein, Walt Disney, Steve Jobs, Henry Ford, Leonardo DaVinci, sólo por mencionar algunos. Hoy quiero mostrarles lo que hemos aprendido de Walt Disney, quien  aplicaba en su vida cotidiana su propia estrategia creativa: la imaginería.

imagen1 (4)

La imaginería de Disney consiste en un enfoque de tres posiciones perceptivas de un proyecto en un estado futuro deseado: el soñador, el realista y el crítico. La función del soñador se centra en el QUÉ, lo cual incluye trazar un objetivo en términos positivos y determinar los beneficios del estado futuro deseado. Luego, el realista cumple con el propósito de convertir el CÓMO de ese sueño en un plan de acción más viable. Por último, el crítico funciona evaluando el plan de acción, tratando de indagar y descubrir los vínculos ausentes, considerando QUÉ PASARÍA SÍ.

Para nosotros, la ventaja del aprendizaje de la imaginería de Disney estaría en practicar esas tres posiciones perceptivas convirtiéndolas en hábitos cotidianos, lo cual en definitiva nos potenciará, sin dudas, como personas más creativas.

Ilustrado por: Alexander Millano

 

You May Also Like

Deja un comentario