El proceso de decidir: Factor relevante dentro de una organización

Por: Miguel Latouche. – Contribution Writer. La toma de decisiones es un proceso complejo que se produce dentro de las organizaciones con la finalidad de intervenir sobre el entorno y producir un resultado que satisfaga los intereses particulares y colectivos que se juegan en el ámbito organizacional en un momento determinado. En general se trata de un proceso que se define en el tiempo y que tiene una continuidad que lo lleva desde la identificación de la situación problemática hasta el proceso de implementación de políticas y acciones específicas.

ProcesoDecision2

Es así que la toma de decisiones no puede ser concebida como en momento específico en el cual se actúa, sino como un proceso que se mueve a lo largo de un engranaje continuo a lo largo del cual se cumplen una serie de etapas dentro de las cuales se definen los cursos de acción, las estrategias y los mecanismos de implementación que van a permitir atender situaciones específicas.

Es lógica dentro de nuestras dinámicas administrativas que perdamos de vista la necesidad de atender el problema de la decisión desde una perspectiva cognitivamente compleja. Nuestros administradores tienden a ser muy dados a la improvisación y al voluntarismo. Existe la tendencia a planificar poco y a atender los problemas cuando se convierten en situaciones críticas que se resuelven mediante intervenciones directas que pueden ser referidas como actos de voluntad mediante los cuales se ‘mueven’ los procesos.

Aun cuando, ciertamente, estas dinámicas permiten atender los problemas y resolverlos, se trata de lógicas que tienden a ser ineficientes, que implican un gasto excesivo de recursos, que someten al administrador a altos niveles de stress decisional y que pueden afectar las capacidades cognitivas del decisor llevándolo a cometer errores que pueden afectar sus intereses y los de la organización.

ProcesoDecision3

Si pensamos en la toma de decisiones como proceso debemos considerar que el mismo se produce a lo largo del tiempo desde un momento inicial T0, hasta el momento final Tn, así vamos pasando por diversas etapas del proceso de toma de decisiones (T0, T1, T2, …..Tn) en cada una de esas etapas intervenimos sobre la realidad y la vamos modificando. Se trata entonces de una dinámica que nos lleva a realizar un diagnostico acerca de una situación específica en términos de su dimensión y de cómo afecta nuestros intereses, para luego recabar información y evaluarla de manera extensiva, valorar los diversos cursos de acción que están disponibles en función de nuestros recursos, de los intereses en juego y de la situación estratégica en la cual nos encontramos, comprometernos con un curso de acción e implementar la decisión.

No existen garantías de que podamos, en todos los casos, atender satisfactoriamente los problemas que enfrentamos cuando  nos toca decidir, pero, sin duda, atender la decisión a lo largo de un proceso de evaluación y revisión constante, observar su evolución, construir apoyos a lo largo del proceso de decisión e implementación incrementa las probabilidades de que se incremente la calidad de la decisión y salgamos bien librados cuando atendemos situaciones críticas. Al final de la historia es de eso de lo que se trata.

Ilustrado por: Daniel Peraza

You May Also Like

Deja un comentario