Cultura Corporativa: valores, costumbres y hábitos empresariales

Por: Arelys Rodríguez. – Contribution writer. También llamada cultura organizacional o cultura empresarial, agrupa una serie de normas, ideas, patrones, creencias, valores y normas con características propias, que comparte el talento humano dentro de la institución.

CulturaCorporativa2

Es intangible y de ahí que algunos la asocian al ambiente o atmósfera de trabajo; una cultura organizacional sólida tiene repercusiones positivas sobre el desempeño económico de la empresa, así como en el desempeño de cada trabajador. Un dato es que dentro de una misma organización pueden existir distintas culturas o ambientes, ya que dependiendo de las características propias de cada división, departamento o coordinación, la misma toma su forma y poco a poco se va fortaleciendo y arraigando entre el talento que allí labora.

Cuando los gerentes y/o líderes consideran la posibilidad de generar un cambio en la cultura organizacional, en primera instancia deben  levantar un estudio riguroso de la cultura de cada dependencia, ya que la mayor parte de los programas de gestión y desarrollo de los recursos humanos tienen una eficacia limitada porque no se inician por un análisis de ella.

Pero la cultura corporativa no es inflexible; como todo aquello donde participa el ser humano, es variable, ajustable, modificable en el tiempo, dependiendo de las respuestas dadas a factores como el logro de metas, el desarrollo de carrera, el mejoramiento del desempeño, el incremento de las ganancias de la organización, entre otros. Es un sistema dinámico, activo, en constante renovación y actualización; además,  la cultura corporativa interviene en el comportamiento de su gente, y por lo tanto en los resultados de la gestión.

CulturaCorporativa3

Es de hacer notar que la cultura corporativa está estrechamente ligada al clima organizacional, porque éste  es uno de los elementos determinantes para lograr el éxito propuesto;  mientras más favorable y amigable sea el clima, mayor es la probabilidad de alcanzar el éxito. La satisfacción laboral, el entorno, el buen desempeño, la motivación, entre otros, son factores determinantes para generar interés, participación, colaboración de quienes hacen vida en un organismo, empresa o institución. Y ello va de la mano con la cultura corporativa y de ambos depende, en buena medida, el cumplimiento de objetivos.

Se tiene entonces, que la cultura se mantiene durante mucho tiempo sin variación mayor porque la organización tiende a atraer y conservar a individuos que aceptan sus valores y creencias. Por último, la cultura puede catalogarse como “fuerte” o “débil”, según sea el grado de influencia que tenga sobre en el comportamiento del talento humano de determinada organización.

Ilustrado por: Daniel Peraza

You May Also Like

Deja un comentario