Conoce más sobre el sobreendeudamiento

El especialista Eduardo Bobadilla, Master en Administración de empresas, explica que esta forma vinculada a la financiación para adquirir una vivienda o un automóvil, un electrodoméstico o un paquete de viaje, se ha podido convertir en un peligroso producto para la mayoría de los consumidores.

el sobreendeudamiento (2)

El aumento del poder adquisitivo en la población, la necesidad de seguridad, la comodidad y la fuente y agresiva afluencia con el accesorio de la facilidad en el mercado financiero, proponen esto como una solución a las relativas necesidades del consumidor.

¿Qué consecuencias?

Desde el punto de vista del experto, en este panorama económico que hoy se visualiza, tantos los créditos de consumo como los préstamos y prendarios, cumplen una función de permitir y acelerar el mercado de los bienes y sobre todo en el mercado financiero.

Esto hace una clara disminución de los ahorrar y un proceso de sobreendeudamiento entre el conjunto de los consumidores como consecuencia de las citadas facilidades con las bases que ofrece la financiación de sus compras., información aportada de lanacion.com

¿Algunos consejos?

Realiza un presupuesto mensual de tus ingresos y egresos, así sabes cuánto dispones para gastar y ahorrar.

Debes priorizar los gastos que tienes: Alimentación, transporte, pago de servicios y deudas, elimina los gastos superfluos que generan fuga de dinero.

el sobreendeudamiento (3)

Revisa los productos que faltan en la estantería de la cocina de tu casa antes de ir al supermercado, elabora una lista y cumple lo que está en ella.

Chequea tus deudas con la finalidad de ver cual puedes liquidar más rápido y si te conviene puedes consolidarlas o renegociarlas.

Revisa los productos financieros como tarjetas de crédito, con el fin de mantener aquellos que utilizas y que te proporcionen mayores beneficios.

No agarres un crédito para liberarte de otro, solamente si esto te beneficia verdaderamente para sanear efectivamente tus deudas.

No aceptes préstamos que no hayas solicitado.

No gastes en cosas no presupuestadas.


Ilustrado por: Evelyn Medina

You May Also Like

Deja un comentario