Benchmarking: Nueva herramienta de gestión

Por: Arelys Rodríguez. – Contribution Writer. El benchmarking es un proceso a través del cual se evalúan el grado de eficacia y eficiencia registrados dentro de una misma organización, y a su vez, se miden con respecto a los mismos bienes o servicios producidos por otra empresa; además,  es un método para el establecimiento de metas y medidas de productividad, con base en las mejores prácticas de la industria.

imagen1 (13)

El término en inglés benchmark proviene de las palabras bench (banquillo, mesa) y mark (marca, señal). En la acepción original del inglés, la palabra es compuesta y podría traducirse como medida de calidad. Entonces se tiene que el benchmarking es una forma de determinar qué tan bien se desempeña una empresa, comparada con otras.

Tradicionalmente, las organizaciones medían su desempeño con respecto a años anteriores, y si se reportaban mejoras en el cumplimiento de metas, lo consideraban un éxito. Lo que no necesariamente se traducía en un verdadero progreso, ya que posiblemente otras empresas lo estaban haciendo mucho mejor por lo que ese avance en realidad, no era suficiente.

Tipos de benchmarking

Interno: Estudia las técnicas y métodos empleados dentro de cada área de la organización. Este tipo es más sencillo de aplicar debido a que no existen problemas de confidencialidad y permite que se lleve a cabo una fluida comunicación entre los empleados de la empresa, sin importar los departamentos o divisiones en los que se encuentren.

Genérico: También llamado Funcional, se encarga de estudiar los productos, servicios y bienes de otras empresas que no son necesariamente de la competencia directa donde se haya aplicado el benchmarking, obteniendo resultados exitosos.

imagen2 (15)

Competitivo: Identifica productos, servicios y procesos de los competidores directos de la empresa y los compara con los propios. Este tipo tal vez es el más difícil de aplicar, ya que sugiere obtener datos de otras organizaciones, los cuales muchas veces son confidenciales.

Beneficios de aplicar el benchmarking

Partiendo de la realidad de que cada organización tiene su propia personalidad, pueden señalarse en forma general, algunas ventajas de aplicar este método. Una de ellas es que mejora la eficacia y eficiencia en diversas actividades; así mismo, también mejora la calidad de servicio prestado al cliente. Otra de las ventajas es que estimula la creatividad, surgiendo nuevas ideas a aplicar a los sistemas; los recursos y esfuerzos del talento humano son mejor aprovechados. Así mismo, al usar el benchmarking se aligera la resistencia al cambio.

Ilustrado por: Alexander Millano

You May Also Like

Deja un comentario