2017: Dudoso pero próspero

Habiendo empezado con mucha incertidumbre, en una situación en donde muchas economías emergentes se encontraban en una situación poco boyante, mientras Europa se enfrentaba a un ciclo electoral difícil con el recuerdo del referéndum del Brexit aún reciente; este 2017 tuvo, globalmente, un franco ascenso económico, sin embargo, los riesgos de desestabilización siguen estando presentes y son múltiples. Ignorando por cierto, el hecho de que siempre habrá riesgos de desestabilización. Solo que en este caso, despreciables no son.

Europa, tuvo una menor incertidumbre económica y ha apoyado la confianza de consumidores y empresas. Todo ello gracias a los resultados de diversas elecciones  que han dado lugar a menos giros hacia los extremos de lo esperado, lo que se ha traducido en La eurozona, en un crecimiento repartido entre los grandes países (no sólo Alemania y España) que ronda el 2,5 % y, que ha dado las sorpresas positivas del año.

China, por su parte, como potencia económica indiscutible, supera otro año sin las sorpresas ligadas a  su deuda, crece cerca del 7 %, aprueba una estrategia económica más proclive a las reformas estructurales y menos a los objetivos de crecimiento, lo que puede ayudar a ir reduciendo los desequilibrios acumulados. Además, gracias a la recuperación de los precios de las materias primas que soporta la mejoría de muchos países emergentes, esto contribuyó a un crecimiento global alrededor del 3,5 % este año.

Habrá que estar al pendiente. Por ahora, la inflación será una variable clave a observar durante el año que viene. Los riesgos políticos (casualmente y como casi siempre) siguen presentes en muchas zonas del mundo junto a los geopolíticos (elevados y muy dispersos), aunado a un nivel de cooperación internacional en reducción (en diferentes ámbitos).

You May Also Like

Deja un comentario